jueves, 23 de febrero de 2012

Actualidad

En tiempos de crisis, en nuestra comunidad se ha decidido hacer fuertes recortes en dos importantes pilares del bienestar social, como son: la salud y la educación. Esto lleva a la reducción de la calidad del sistema educativo y por lo tanto ha levantado la protesta de alumnos, padres y profesores. 
Todo comenzó, el pasado 20 de febrero de 2012, con una manifestación pacífica frente al Instituto Luis Vives de Valencia, por alguno recortes como la falta de calefacción en este y otros muchos institutos de Valencia, o la reducción de salidas culturales, profesorado, materiales, etc. 
Cuando los manifestantes cortaron el trafico de la Calle Játiva, y la policía les invitó a retirarse y disolver la manifestación. Ante la negativa de estos, trataron de disolverlos de una forma agresiva, utilizando sus armas contra personas que la única arma que llevaban eran sus libros de clase. Convirtiéndose aquello en una batalla campal, del todo desproporcionada.
El jefe de policía, cuando intentó excusarse, definió a los manifestantes como: los enemigos. Dato curioso cuando se trata de estudiantes y personas interesadas por el buen funcionamiento del sistema educativo.











Dejo también un vídeo, de o más interesante:







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada